Login

1 + 0 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.
×

Tradicionalmente se ha dado por hecho que el lenguaje audiovisual lo entendía cualquiera solo con mirarlo. Simplificación que cobra ahora una renovada gravedad: todos llevamos hoy en el bolsillo una cámara que nos permite filmar. ¿Qué hacer con ella? En la escuela no nos enseñaron a leer las imágenes (entre otras cosas para evitar ser manipulados por ellas), mucho menos a capturarlas y a escribir con su ayuda.

Ese lenguaje -que es el de buena parte del siglo XX y el comienzo del XXI- cuyo uso quedaba restringido a los profesionales que se especializaban en las complejas técnicas que lo hacían posible, hoy está al alcance de cualquiera. Gracias fundamentalmente a la transformación de los teléfonos en sencillas "cámaras-bolígrafo". Los usamos (o deseamos usarlos sin acabar de atrevernos) sabiendo, por ejemplo, muy poco sobre cómo situarnos ante la filmación de un plano. O cómo combinar distintos planos y sonidos.

A pesar de que hoy las herramientas para comunicarnos y expresarnos con el vídeo son tan sencillas que las puede aprender a usar hasta un niño, el mundo de los adultos sigue instalado en una especie de atávica ignorancia. Como si en el fondo nos diese miedo asumir que podemos aprender a escribir también con imágenes y sonidos. Aunque nos arriesguemos a ser considerados analfabetos funcionales en un futuro nada lejano.

El lenguaje audiovisual a efectos prácticos sigue siendo un gran desconocido para la gran mayoría de nosotros. Además, nos consta que muchos aducen que cuando tienen que elegir entre foto y video, escogen la foto porque con el video luego no saben qué hacer.

Es ante estas evidencias que este taller encuentra su sentido: iniciar en la reflexión sobre el lenguaje audiovisual y en su uso creativo a personas sin experiencia previa, pero que llevan esa cámara-bolígrafo en el bolsillo que desean comenzar a usar con cierto criterio. 


Programa

A partir de ejercicios que se podrán resolver con cualquier pequeña cámara, se le irá revelando al participante de este taller la poderosa y sencilla herramienta de expresión que tiene en sus manos. No se pretenderá hacer “cine” en el sentido que estamos acostumbrados. Más bien se trata de vencer miedos y comenzar al menos a sentirnos cómodos grabando imágenes y sonidos y a dar los primeros pasos para relacionarnos con ese material. Nos apoyaremos para ello en propuestas de trabajo inspiradas en creaciones cuyos autores han frecuentado registros fuera (o en los márgenes) de la industria audiovisual, caracterizados por la sencillez de medios que exige su concreción.

En suma, este taller se propone adiestrar en las técnicas, recursos y estrategias básicas de la captura audiovisual (imágenes en movimiento Y sonidos) que permitan ir más allá de la mecánica publicación de videos sin elaborar en las redes sociales. Se trata de comenzar a entender cómo podemos también “escribir” con imágenes en movimiento (que es lo que significa literalmente la palabra cinematografía) y, además, de cómo hacerlo de manera creativa.

Para cumplir ese objetivo tomaremos como territorio de acción nuestro entorno más inmediato (nuestra casa, nuestro barrio, nuestra familia…), cuestionaremos los límites de lo real y lo ficticio en el ámbito de lo personal y lo familiar. Aprovecharemos para hacerlo con una primera aproximación a diferentes registros y formatos audiovisuales de lo cotidiano y lo subjetivo:

el cuaderno de notas

la reflexión breve

el diario

la bitácora de viaje

la videocarta/videopostal

el retrato/autorretrato

la fotonovela en movimiento …

Sin olvidarnos de tomar en cuenta los recursos más diversos, con la única limitación de que sean sencillos de ejecutar: archivos filmados de la historia familiar o personal videos encontrados o rastreados en youtube u otras fuentes filmación de testimonios y situaciones cotidianos grabación de nuestra propia voz texto escrito sobre imágenes preexistentes …


Metodología

La dinámica del taller se basa fundamentalmente en un aprendizaje a través de la práctica. El trabajo de cada participante tendrá un trato personalizado por parte del coordinador.

En este taller se tratará de mostrar cómo el audiovisual trabaja mayormente con la realidad “visible”, pero también con la “invisible”. Las propuestas de trabajo se seleccionarán pues con la doble intención de, por una parte, entrenar la mejor forma de acercarse a la realidad visible y de interactuar y respetar a sus protagonistas, además de, por otra parte, proponer estrategias que nos ayuden a comprender y revelar lo oculto que a menudo, a pesar de tenerlo delante de los ojos, no “vemos” o no conseguimos que emerja con suficiente claridad frente a nosotros. El taller se articula a través de varias secciones de materiales técnicos y de propuestas de trabajo. En su metodología es clave el trabajo en grupo: Al ser este “un taller” más que “un curso”, la mayor parte del tiempo de asistencia a un aula en nuestras instalaciones no se dedicará a impartir “clases” —para eso ya están los materiales técnicos— sino al intercambio, la discusión y a la interacción entre los participantes a partir de la resolución de las propuestas de trabajo, siempre con la guía y los comentarios del profesor, por supuesto. Las lecciones y materiales ilustrativos se atenderán mayormente vía exposiciones filmadas (o por escrito) protagonizadas por el director del taller u otros miembros del equipo de profesores, lecciones y materiales que estarán a disposición de los participantes del taller de forma gradual en nuestra web, en su espacio privado. Por descontado siempre habrá un espacio del tiempo en el aula para repasar, aclarar dudas o profundizar cuestiones contenidas en esos materiales didácticos o sobre las propuestas de trabajo relativas a los temas que componen el programa.

Previous Next